Verde.

Porque verde es el color de la mirada que me arropa cada día y me abraza aunque me equivoque cien mil veces y me tropiece otras dos mil.

La mano que me agarra antes de caer al suelo, la voz de la razón, de la experiencia, que huele a rosas al pasar dejando a todo el mundo impregnado de la magia que desprende. Continuar leyendo «Verde.»

Banyalbufar.

Hace ya un tiempo que viniste a buscarme, decidido a dedicarme miradas inéditas que nunca vieron otras.

Me mirabas a mí y la tierra crujía de las ganas que tenía de besarte mientras todas nuestras diferencias se sumaban unas a otras para construir nuestro mundo, en el que ahora vivimos sin tener que dar más explicaciones que las que dirigen a nuestro portal, ese que tantas noches nos ha visto abrazarnos entre el silencio y el ruido que seguimos dispuestos a vencer a carcajada limpia. Continuar leyendo «Banyalbufar.»

El neurótico.

Me gustan los Sábados porque me despierto y sigues aquí, y tu presencia llena el hueco vacío que me impide verte despertar el resto de días ocupados de rutinas aburridas. Y desayunar sin prisa mientras nos miramos y sonríes porque tú sabes que yo sé que los dos sabemos que sigues siendo el ancla que impide que me haya perdido a la deriva. Y créeme, lo sé muy bien.

Continuar leyendo «El neurótico.»

El cuervo.

Todo el veneno y todo el odio han ido adentrándose poco a poco, creando una membrana oscura recubriendo lo que late dentro de mi pecho, dejando pocas partes vulnerables a tanta mierda.

Donde al pinchar debería correr un hilo de sangre, se rompe la aguja dejando intacto el mecanismo que oxigena lo que da brillo a mis ojos. Continuar leyendo «El cuervo.»

Disnea.

Con la sensación constante de estar atrapada en la corriente que me arrastra, sin aire y a punto de desvanecerme en algún momento, grito sin voz exigiendo a lo que me zarandea que me ahogue del todo o me escupa en cualquier orilla fangosa hasta gatear a tierra seca.

Y justo ahí, justo en el punto entre quedarme sin aire del todo o salir a la superficie, entre imágenes borrosas que me impiden aclarar si me encuentro más cerca del principio que del fin, Continuar leyendo «Disnea.»